lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 
Nacionales

La Iglesia debe hacer todo lo posible contra el “narco”

-Llama Benedicto XVI a “desenmascarar esa idolatría”

 

 La Iglesia debe hacer todo lo posible contra el “narco”

24 de marzo de 2012. Llama a “desenmascarar esa idolatría” durante el vuelo a México, donde fue recibido por Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, en el aeropuerto de Silao, Guanajuato.


El papa Benedicto XVI instó a desenmascarar “la estafa” que representa el narcotráfico en México y dijo que la Iglesia católica debe hacer todo lo posible “contra ese mal destructivo” para la sociedad.



Durante el vuelo, antes de llegar a México, en una entrevista que concedió a los medios que lo acompañaban, respondió a la pregunta sobre violencia y narcotráfico en el país, y sostuvo: “Tenemos que hacer todo lo posible contra este mal, que destruye nuestra juventud”, y la Iglesia católica, dijo, tiene una responsabilidad, porque es un país con casi 80 por ciento de fieles.



Esa responsabilidad, indicó, es educar la conciencia “para desenmascarar el mal, la idolatría del dinero que esclaviza al hombre. Debemos desenmascarar las falsas promesas, la mentira, el dinero, que es la estafa que está atrás. El hombre debe ver que tiene necesidad del infinito y, si no ve el infinito, se crea sus propios paraísos, falsas realidades que son mentiras”.



En el encuentro con los reporteros, a casi dos horas de haber iniciado el viaje, el pontífice se notaba cansado, pero con gentileza respondió los cuestionamientos y marcó los temas que tratará en su visita, como la violencia provocada por el narcotráfico y la libertad religiosa, que también la estableció para Cuba tras señalar que el marxismo ya no es como era concebido, “ya no corresponde a la realidad”.



Después de México, el Papa continuará su viaje a Cuba, y al respecto dijo que “ la visita de Juan Pablo II inauguró una camino de colaboración y de diálogo constructivo”.



Aproximadamente a las 09:50 horas (02:50 hora mexicana), el avión B777 de la compañía Alitalia despegó del aeropuerto Leonardo Da Vinci de Fiumicino (Roma) con destino a León, Guanajuato, donde se esperaba su aterrizaje a las 16:30 horas locales.



La artrosis que padece en su pierna derecha le obligó a utilizar un elegante bastón de paseo oscuro, que portó con desenvoltura, para recorrer la breve distancia que lo separaba del helicóptero, con el cual había llegado al aeropuerto, hasta la escalera del avión.



En ese recorrido lo acompañó el primer ministro de Italia, Mario Monti, y el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Una vez al pie de la aeronave dejó el bastón y subió ayudado por el pasamanos de la escalerilla.



Conocedor del gran cariño que el pueblo mexicano tiene por el beato Juan Pablo II, antes de pisar la tierra que visitó éste en cinco ocasiones, el pontífice puntualizó que “este viaje es de continuidad” de su antecesor.

Y recordó que el primer viaje de Juan Pablo II a México “fue histórico y se dio en una situación jurídica un poco confusa, pero que después se abrió una nueva fase de la colaboración entre la Iglesia católica y la sociedad, entre ésta y Estado. Continuar cuando él ha continuado para mí es importante y yo tenía desde el inicio un gran deseo de visitar México”.



Al pueblo mexicano le señaló que comparte sus alegrías y la esperanza, pero también “el luto y las dificultades” por eso está aquí “para alentar la lucha contra el mal”.

A la pregunta de si la Iglesia católica hace lo suficiente para la justicia social en América, advirtió que “la Iglesia católica no es un poder político, no es un partido, sino una realidad moral, un poder moral. Puesto que la política, fundamentalmente, debe ser una realidad moral, la iglesia católica, en este sentido tiene algo en común con la política. La primera misión de la Iglesia católica es educar las conciencias para crear la responsabilidad necesaria, la conciencia sobre la ética individual y publica”.



“Se ve que en América Latina y también en otras partes, entre los católicos hay cierta esquizofrenia, entre la esfera privada y la pública. En la privada se dice que es católico, pero en la pública se siguen otros caminos que no responden a los valores del evangelio sobre los que se puede construir una sociedad justa, por eso hay que educar a superar esta esquizofrenia, educar a la moral privada y a la moral pública. Esta moral debe ser razonable a la luz de la fe”, agregó. (Con información: de Notimex)

 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2018 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx