lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 


Huele a gas... Pemex y el nuevo PRI

Por Guillermo Luján Peña

 

Chihuahua, Chih..  18 de febrero de 2013.

La noticia de los últimos días ha sido la explosión en el edificio B-2 del complejo de Pemex en la Ciudad de México. La cifra oficial es de 37 muertos y más de un centenar de heridos. Como algunos comentaristas han dicho, Pemex es a México lo que fueron las Torres Gemelas a los Estados Unidos.






Dicen los que saben que la explosión ocurrió en el sótano del edificio, que es ocupado como estacionamiento del personal que trabaja en él. No hay máquinas ni calderas en el sótano, así como tampoco hay tanques que almacenen algún tipo de gas. Primera pregunta que todos los mexicanos nos hacemos: ¿De dónde salió el gas metano que dicen que fue el causante de la explosión? Inclusive trajeron expertos de Europa, Estados Unidos, Colombia y otros lugares, quienes declararon en la televisión nacional (léase Televisa) que había sido una acumulación de gas metano la causante de la explosión.

Segunda pregunta: Si fue un gas el causante, ¿por qué nadie lo olió o se intoxicó con la acumulación del mismo? Porque dicen los expertos que el gas es incoloro, inodoro e insípido, pero tiene una sustancia (mercaptano) que le da un olor característico, sin embargo nadie lo olió ni sintió malestar alguno, y puede causar hasta la muerte a quien lo aspira. Nada de esto sucedió en los días u horas previas a la explosión.

Una explosión de gas causa un incendio en todo lo que se encuentra a su paso. Tercera pregunta: ¿Por qué en las imágenes que pasaron todos los días en todos los noticieros se veían intactos los escritorios y hasta papeles inclusive, así como tampoco ninguno de los muertos o heridos sufrió quemaduras?

El gas, cualquiera que éste sea, necesita de un lugar cerrado para acumularse, ya que una de las propiedades del gas es difundirse, por lo que se necesitaba de un lugar casi herméticamente cerrado, sin embargo este no es el caso en el sótano de Pemex.



Cuarta pregunta: ¿De qué tamaño debió ser la acumulación de gas (sin que nadie la notara) para destruir literalmente el sótano y tres pisos de un edificio que había soportado temblores de hasta 8 grados y quebrar vidrios hasta un quinto piso?



Según los expertos, dicen que en un estallido por explosivos se crea una gran cantidad de aire en expansión que destruye las cosas por la presión, pero no las quema, por lo que viendo las imágenes que nos transmitieron, había destrucción, pero nada quemado.



Casualmente se había hablado mucho durante los días previos a la explosión, de privatizar Pemex, al grado que el presidente Peña Nieto tuvo que salir a declarar públicamente que esto no era cierto, que no se dejaran engañar las compañías extranjeras, ya que Pemex seguiría siendo de los mexicanos, aunque no nos sirva de mucho, diría yo, ya ven que los "gasolinazos" como los llamaban en el sexenio panista recién terminado, todos los medios de difusión, no sólo han continuado, sino que ahora son cada vez más grandes. Quinta pregunta: ¿A quién se refería el presidente Peña que había querido engañar en el extranjero de que Pemex se privatizaba?



Lo más indicativo de que nadie les creyó, fue la encuesta que hace diariamente el programa de radio a nivel nacional de Pedro Ferriz de Con, con la pregunta directa del día, después de la declaración del procurador Jesús Murillo Karam, de que la explosión había sido por una acumulación de gas metano, el 92% de los encuestados dijeron no creerle al procurador.

Muy lamentable que los mexicanos no creamos en las nuevas autoridades federales emanadas del PRI.

Última pregunta: ¿Entonces por qué la gente sigue votando por los del PRI?


 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx