lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 


Quisiera tener la culpa... ¡Alíviate padre Dámaso!

Por César Luis Ibarra Fierro

 

Chihuahua, Chih..  2 de marzo de 2013. Con Tinta de mi Pluma





En mis clases de catecismo es donde aprendí que la maldad no existe, que el problema es la ausencia de bondad, de tal forma que se explica que los que se portan mal, lo hacen porque no son capaces de seguir el camino del bien, esto que parece un silogismo encierra una gran verdad, pues estamos inmersos en un mundo donde "la maldad" se impone, se aplaude y por supuesto que crece por contagio.




Ahora bien, resulta ser que el bien también es susceptible de expandirse por contagio, es decir, por ejemplo, por educación, de tal forma que donde hay presencia permanente de bondad, no hay cabida para que el mal meta la cola.



Algunas personas se dejan llevar por la confusión y señalan que no hay cosas "buenas ni malas", que todo depende del cristal con el que se mire, y a raíz de esa engañifa, empezaron a hacer crecer la teoría de que el diablo no existe y por ende tampoco existe el purgatorio y mucho menos el infierno. Esas mismas personas son incapaces de reconocer la santidad y los hechos del bien, por la simple razón de que nadie les enseñó a diferenciar y a conocer la verdad.



Pero además resulta ser que ante la falta de conocimiento sobre el bien y sus manifestaciones, dejamos de reconocer a quienes siguen permanentemente el buen camino, un ejemplo de lo que es ser bueno yo lo tengo en mi amigo el padre Dámaso, un joven al que conocí cuando él cursaba primero o segundo de secundaria y yo ya no estaba en la prepa. Él era un joven alto, no muy hábil, con una sonrisa de oreja a oreja, con un vozarrón de miedo. Con el tiempo él decidió irse al seminario y se convirtió en sacerdote, y aun cuando él es varios años menor que yo, puedo decir que es mi confesor, él fue el que me casó por la Iglesia y cada vez que lo veo me llena de alegría y de un gran orgullo.



Todavía me acuerdo cuando Dámaso nos dio a conocer que se iba junto con otros cuatro amigos al seminario -entre ellos su primo hoy padre Merardo-, fue mucha alegría y júbilo entre la tropa comandada por Jaimillo Alvídrez. A su mamá no le fue muy grata la noticia y nos regañaba a Jaime y a mí, por la decisión tomada por su hijo. A ella me tocó explicarle que la vocación viene del cielo, pero ella insistía en que nosotros teníamos la culpa, Jaime por ser un excelente formador de jóvenes y yo por preparar pláticas y charlas muy entretenidas sobre la vida de diversos santos.

En una ocasión fueron padre Dámaso y padre Merardo, los que bromeando me dijeron que sí era cierto que yo tenía la culpa de despertar en ellos su vocación por el sacerdocio, y yo a son de broma repliqué que no me culparan de ello a menos de que alguno alcanzara la santidad y entonces, si uno de ellos se vuelve santo que me culpen a mí, y con eso creo que me alcanza un poco de salvación.



Hoy padre Dámaso está hospitalizado, la enfermedad se llama leucemia. Esta semana inicia el tratamiento con la quimioterapia, a sus hermanos Héctor y el "Chuki" Alfredo y a sus papás les enviamos un abrazo y elevamos nuestras oraciones para que esto tenga un final feliz. A padre Dámaso le pedimos que siga teniendo esa entereza de espíritu que siempre le hemos reconocido y le pedimos que siga el ejemplo del justo Job. Dios dirá qué puede pasar, pero somos muchos pecadores que queremos seguir teniendo a padre Dámaso para confesar nuestros pecados.



La mayoría de las veces cuando nos culpan de algo, tendemos a decir la frase del niño idiota de color amarillo, "yo no fui", pero muy dentro de mi corazón el día de hoy me dan ganas de tener un poco de culpa porque en el mundo existen dos buenos sacerdotes como lo son Merardo y padre Dámaso, yo en ellos veo muy claro el hecho de que el bien también se pega por contagio, quiera Dios y que ellos nos sigan "infectando" de esa forma de ser, pues en aquellos años en los que nos "culpaban" a nosotros de que ellos tomaran "la más grande Hidalguía", la verdad era que pasaba lo contrario, ellos eran los buenos y con su ejemplo nos arrastraban a tratar de imitarlos.



Redacción.

 

La jirigrilla Nadie se salva...
Del plato a la boca se cae la encuesta…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
Del plato a la boca se cae la encuesta… Del plato a la boca se cae la encuesta…
Revienta Patricio Contra Estado y Municipio Por Mal Atender Contingencia Climática Revienta Patricio Contra Estado y Municipio Por Mal Atender Contingencia Climática
Choques Multiples Avenidas Cerradas y Tubos Reventados: Saldo de la Nieve Choques Multiples Avenidas Cerradas y Tubos Reventados: Saldo de la Nieve
Sentencian Por Peculado A Cómplice De Ex Funcionarios Duartistas  Sentencian Por Peculado A Cómplice De Ex Funcionarios Duartistas 
Conducir Con Precaución Por Cristalización Del Pavimento: Vialidad Conducir Con Precaución Por Cristalización Del Pavimento: Vialidad
Atendió Bomberos 16 Servicios Por Nevada Atendió Bomberos 16 Servicios Por Nevada
Con Más Camiones Se Normaliza Servicio En La Ruta Troncal  Con Más Camiones Se Normaliza Servicio En La Ruta Troncal 
Inasistencia a Clases Por Inclemencias Del Tiempo No Afectará A Estudiantes y Maestros Inasistencia a Clases Por Inclemencias Del Tiempo No Afectará A Estudiantes y Maestros
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx