lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 


En el camino al cielo no hay retenes

- Por Jaime García Chávez

 

27 de marzo de 2013.



Siendo Carlos Manuel Salas el fiscal por designio divino, es teológicamente deducible que haya sido dotado de una bondad inmensamente grande. La luz que llega a su ojos sólo imprime bondad en sus pupilas. Únicamente a partir de estas premisas, imperturbables por el demonio, se entiende esta declaración aparecida en medios: “hay muchas personas irascibles que le quitan la vida a los agentes de Vialidad. Nadie tolera –menos un sicario o delincuente– que le llamen la atención, pero ha sido ejemplar el comportamiento de los agentes de Vialidad y ha sido disciplinado”.


En tan medieval visión también es lógico concluir que los agentes de Tránsito no recaudan, no muerden, no extorsionan. Son los ángeles protectores de la ciudad. Pero me quedo con una duda: ¿por qué siendo Dios omnisapiente, omnipresente y omnipotente (lo dijo Aristóteles y luego lo plagió Tomás de Aquino) no insufló en el divino fiscal de poderes mayores para convertir a los irascibles de la calle, y no se diga a los sicarios, de emprender su marcha en esta vida –miserable valle de lágrimas– por el camino del bien para que su llegada al paraíso esté bien empedrada en la tierra. ¿Es que las bendiciones de Duarte no sacuden los dinteles del cielo?, ¿o el mismo Dios ya le empieza a ser remiso? Quién lo sabe.

Y en esa misma línea, ¿por qué el fiscal no gestiona un modesto rayo de sabiduría destinado a la cabeza de Ricardo Mejía Borja, director de Vialidad y Tránsito, para investirlo de real profeta, pues se muestra falso cuando dice: “cuando tengamos una ciudadanía más conciente, podremos retirar los retenes”. Paso por alto que muchos conductores de vehículos son menores de edad y por ende no son ciudadanos. Pero, ¿quién dirá cuándo la ciudadanía adquirirá conciencia y cuál conciencia? Es otro misterio bíblico que sólo el fiscal, por interseción con Dios, puede averiguar.

Por lo pronto, José Luis Armendáriz, más terrenal y en el papel de Sam Bigotes que persigue inclemente a un Bugs Bunny que representa a irascibles, intolerantes y sicarios, cuidará que en todo esto imperen las tablas de la ley que Moisés recibió en el monte Sinaí, para que ningún agente ladre, muerda, extorsione y esas cosas que Satán, para hacer quedar mal a los ángeles de Vialidad, induce a escondidas.


 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
Del plato a la boca se cae la encuesta… Del plato a la boca se cae la encuesta…
Se parecen a José Alfredo Jiménez Se parecen a José Alfredo Jiménez
Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX
La brutal verdad de la brutalidad… La brutal verdad de la brutalidad…
A gritos y sombrerazos dicen que avanzan… A gritos y sombrerazos dicen que avanzan…
El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero
Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui! Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui!
En Transparencias de Infarto Para V Magazine En Transparencias de Infarto Para V Magazine
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx