lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 


PRD: de la ambigüedad al vacío

Por Jaime García Chávez

 

Chihuahua, Chih..  17 de mayo de 2013. Un síndrome amenaza a la incipiente democracia mexicana: es el de la bancarrota de su régimen de partidos políticos. Aunque esta nota tiene que ver con lo que pasa en Chihuahua, la muestra no está muy distante de lo que pasa en el resto del país, y en todo caso habrá que estar pendientes de la desembocadura de este fenómeno. En esta entidad es una obviedad tener por establecido el derrumbe del régimen de partidos políticos, a saber parte medular de un régimen realmente democrático. El PRI, como en sus viejos tiempos, es un aparato del propio gobierno, una más de sus dependencias, y vive de la simulación y la apariencia de ser partido político, pero se traslapan sus funciones con las que se ejerce a través de mecanismos gubernamentales, presupuesto incluido.




Si la transición democrática inició temprano en Chihuahua, en 1983, también la restauración del autoritarismo se adelantó, en 1998, a partir del cual hemos tenido dos gobiernos priístas que han cumplido sus periodos sexenales y el que está en curso y que llega a su elección intermedia. Aquí ya sabemos lo que esto significa, y de esta anatomía podemos deducir la anatomía general que puede llegar a tener el gobierno de Peña Nieto.



Es grotesco ver cómo se corrompieron las instituciones electorales, en tanto el Instituto Estatal Electoral y el Tribunal Estatal Electoral son dos aparatos que sin rubor alguno juegan de manera abierta y descarada al lado del gobierno y su partido. Ni siquiera aprendieron a tejer fino y al igual que los monstruos que llevó el peor cine mexicano a la pantalla, exhiben las costuras y los zipers de manera ostensible. Hay democracia pero de los dientes para afuera. En la realidad se respira un autoritarismo aún peor que el que tuvimos en el pasado.

Pero no es lo que quiero comentar, mi interés está en subrayar cómo se ha golpeado al régimen de partidos que conforme a la letra de la Constitución General de la República es el sustento para que una sociedad, plural y diversa, pueda apoyarse e integrar su representación política, y en especial lo que sucede en el PRD. En Chihuahua el entrismo, la intromisión, la corrupción y el poder persuasivo del dinero, han sido los instrumentos para golpear a ese régimen de partidos. En las próximas elecciones para renovar Congreso local, ayuntamientos y sindicaturas, el PRI irá disfrazado con las alianzas del PT, Panal y Partido Verde; usará a Movimiento Ciudadano para sus propios fines, intervino en la vida interna del PAN, a pesar de lo cual su presidente nacional, Gustavo Madero, se reúne con César Duarte Jáquez, y quebrantó la unidad del panismo parralense, imponiendo a una figura de extracción panista al cargo de presidente municipal, en claro mensaje de que los partidos no importan. Al PRD, Duarte Jáquez lo maiceó sin mucha dificultad; los priístas de adentro hace tiempo le habían quitado a la puerta las cerraduras para que entraran las prebendas que privarán a la sociedad chihuahuense de votar por lo que fue hace ya algunos años una promesa de instrumento ciudadano para construir un México democrático y una patria justa para todos. Eso quedó atrás.



Duarte les pagará con la supervivencia de acercarle votos para que conserve su registro local, una diputación para Hortensia Aragón, quien ha hecho del partido un negocio familiar; y una sindicatura en el municipio de Chihuahua para Héctor Barraza, el priísta que jamás ha dejado de serlo. Como se sabe, este asunto llegó a los tribunales y, además, orilló a que en dos ocasiones sucesivas la Comisión Política Nacional desautorizara una alianza con el PRI, comunicada al órgano jurisdiccional, y que si bien es cierto entraña la lectura de instrumentos litigiosos, la lectura política de las decisiones de tal órgano partidario no dejan lugar a dudas, como para que ahora, lo que se rechazó por la puerta principal se meta por las ventanas del partido.

Ahora el PRD local aparentemente no irá en coalición con el PRI, pero sí con candidaturas comunes, lo que en términos reales, sin eufemismos jurídicos propios de los grandes iniciados de la chicanería, obliga a pensar que tienen un frente común, una entente, una coalición de facto y, finalmente, un fraude a los ciudadanos, a los pocos adherentes honrados que quedan en el PRD y un golpe demoledor al régimen de partidos y a la pluralidad chihuahuense que aspiraba a tener una opción electoral de izquierda. Esa es la obra del cacique local de Chihuahua, de algunos traidores y de sus cómplices en el PRD. No quiero dejar pasar por alto que las instancias nacionales del PRD, que preside actualmente Jesús Zambrano Grijalva, han actuado con desinterés por Chihuahua, al igual que otras direcciones nacionales del partido y que sus resolutivos están tejidos con el lenguaje de la ambigüedad, del “sí” rotundo aparante, pero el “no” que se filtra de manera sorda para dejar el buen ambiente que el partido busca de manera inútil si con ello quiere reconstruir con autenticidad y honradez lo que le queda de izquierda.

En la segunda ocasión en que la Comisión Política Nacional del PRD denegó la alianza con el PRI, se pueden leer estos párrafos que a cualquier lector, por poco avezado que esté en el tema, no le dejan lugar a dudas. Los transcribo:



“Que el Partido de la Revolución Democrática debe contemplar una estrategia política y alianzas electorales que enfrenten cualquier intento de restauración del viejo régimen priista y promover la unidad más amplia de las izquierdas, de todas, sin exclusiones, sin sectarismos y conformación del bloque de los partidos, organizaciones y ciudadanos y ciudadanas de pensamiento democrático, progresista, de izquierda; alianzas con otras fuerzas de izquierda y con partidos que se opongan a la regresión del régimen priísta o a una renovada hegemonía autoritaria; por ello en nuestra política de alianzas claramente no esta incluido el Partido Revolucionario Institucional.

Esta comisión política se ha propuesto como uno de sus objetivos generales de las elecciones en 2013, lograr la percepción en la opinión pública, de que al PRI se le puede derrotar, a pesar de triquiñuelas, de normas electorales inequitativas, que dividan a la oposición y atropellen al pluralismo. En síntesis podemos derrotar cualquier intento de restauración o de absolutismo priista mediante amplias alianzas con los partidos de izquierda, con las fuerzas democráticas y progresistas conformadas por partidos locales, ONG's, organizaciones sociales, redes sociales; jóvenes, intelectuales y empresarios en donde, programática y políticamente sea posible.

En las entidades federativas gobernadas por el PRI, y en Chihuahua también, este partido ha logrado consolidar una fórmula compuesta por un corporativismo renovado, el control de los medios de comunicación locales, alianzas basadas en privilegios con los actores económicos más relevantes, políticas demagógicas y populistas, así como por prácticas electorales fraudulentas más refinadas.

Así el viejo régimen no ha cambiado, por el contrario, se fortalece a través de prácticas clientelares, de falta de respeto al voto de los ciudadanos libres, que por el contrario a las aspiraciones democráticas, continúa con la compra y coacción del voto, con el sistema de impunidad, con la falta de seguridad, alentada, solapada y auspiciada por el gobierno del estado de Chihuahua, perteneciente al Partido Revolucionario Institucional, siendo un motivo más de contravenir la declaración de principios, por el cual bajo ningún motivo nuestro partido podría suscribir una convergencia electoral con el partido en el gobierno estatal.

Así contrario a lo sostenido por el Resolutivo del Consejo Estatal de la entidad respecto a la política de alianzas y los compañeros militantes que promovieron el juicio en contra de la resolución de esta Comisión Política Nacional, la estrategia, como la línea política deben estar dirigidas a ser congruentes con los objetivos del partido, con los documentos básicos, como en el presente asunto ocurre y respecto al partido es incongruente con la forma de gobierno ejercida en la entidad federativa de Chihuahua y tenemos que ser claros, serios para proponer otra forma de gobierno, otra práctica que acerque al ciudadano al gobierno democrático, donde se garanticen sus derechos a la seguridad, tranquilidad, cumplimiento de la Ley, que no se produce en el estado, de forma que aceptar la propuesta de convergencia electoral, sería tanto como ser cómplice del desastre en el gobierno de Chihuahua y con el partido que lo postuló”.

Hasta aquí la larga cita, aunque su punto resolutivo tenga un dejo de incongruencia con los considerandos, pero de todas maneras, en buena lengua de Castilla, esto significaría que con el PRI ni en coalición electoral ni en candidaturas comunes, como ya sucede. La dirección local, al marchar a contrapelo de las indicaciones transcritas, tiene la grave responsabilidad de autodestruirse y, de paso, ayudar a desmontar la pluralidad y el régimen de partidos en Chihuahua. Se les paga con moneda falsa: una sindicatura para Héctor Barraza y una diputación más para Hortensia Aragón. Vaya miseria. Por eso no pocos perredistas han dejado, y dejarán, al partido.


 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
Del plato a la boca se cae la encuesta… Del plato a la boca se cae la encuesta…
Se parecen a José Alfredo Jiménez Se parecen a José Alfredo Jiménez
Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX
La brutal verdad de la brutalidad… La brutal verdad de la brutalidad…
A gritos y sombrerazos dicen que avanzan… A gritos y sombrerazos dicen que avanzan…
El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero
Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui! Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui!
En Transparencias de Infarto Para V Magazine En Transparencias de Infarto Para V Magazine
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx