lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 
Espectáculos

Rinden pleitesía a Justin Bieber en México

 

Rinden pleitesía a Justin Bieber en México

19 de noviembre de 2013. El cantante abarrota el primero de sus dos conciertos en el Foro Sol, como parte de su 'Believe Tour'; hoy ofrece el segundo show.


La fe mueve montañas o, en este caso, jovencitos, adolescentes y niños. Todos bajo la fe de otro joven que, sin importar sus escándalos de escupir a sus fans o arrastrar la bandera de un país, celebran cada uno de sus movimientos.

No importa si se trata de una imagen proyectada sobre una pantalla o de él en persona. Justin Bieber está en México y ayer ofreció a sus beliebers —como llama a sus seguidores— el primero de dos conciertos como parte de su gira Believe.

Desde los alrededores del Foro Sol todo era un peregrinar para ver a su dios Bieber. Pequeños fieles caminaban encantados con la música del cantante, que se oía por doquier, con un solo objetivo: rendirle pleitesía.

Presurosos por estar cerca de su ídolo, que ha logrado vender más de 40 millones de discos en menos de un lustro de carrera artística, los fieles devotos olvidaban las recomendaciones de sus padres para que se cuidaran o les llamaran por teléfono si algo se les ofrecía.

Ya adentro y justo en una gran pantalla colocada al fondo del escenario se proyectó, a las 20:45 horas, un reloj en cuenta regresiva. Los gritos de sus seguidores por saber que faltaban diez minutos para ver a Bieber inundaron el inmueble, mientras se escuchaban temas de Michael Jackson, El Rey del Pop.

Cada minuto menos representaba un alarido acompañado por su nombre: “Justin, Justin, Justin”. Y justo cuando faltaba un minuto para que Bieber saltara al escenario, el Foro Sol se cimbró con gritos, golpeteos en el piso y el vaivén de los puños levantados.



00:00. La oscuridad se hizo y ahí estaba él, como un ángel caído del cielo, gracias al video que mostró su sombra con alas: el dios para millones de seguidoras había encarnado.



Sin decir nada, sin música de fondo, Bieber se paseaba por todo el escenario, y con sólo eso fue capaz de arrancar ovaciones de los 60 mil asistentes.

Vestido de blanco y acompañado por un séquito de bailarines, el canadiense interpretó la primera alabanza: All Around the World, seguida de Take You.

Aunque Justin no es un gran bailarín, eso no parece importarles a sus miles de seguidores, ya que con sólo hablarles en español y decirles que los ama y repetir “Mexico City”, es suficiente.

El tercer tema fue Catching Feelings, una balada pop que logró calmar los movimientos de las jovencitas, pero no así sus gritos.

Un medley con One Time, Eenie Meenie y Somebody to Love se apoderaron del escenario: pop y hip hop, con pantallas multicolores hicieron el deleite de los jovencitos.

Imágenes proyectadas de sus inicios, de su cambio de look, cuando se cortó su característico fleco y de los premios que ha ganado fueron el preámbulo para Love Me Like You Do, que acompañó con unos paraguas.

Las alabanzas de aquellos creyentes siguieron con She Don’t Like the Lights, Die in Your Arms, Out of Town Girl y Be Alright, un tema más calmado que hizo que los asistentes dieran luz a la oscuridad con las pantallas de sus teléfonos celulares, al igual que sucedió con Fall y All That Matters.

Justin ocupó el lugar privilegiado que tiene para hablar de los sueños. Preguntó a su fanaticada por los suyos y los invitó a decir que nunca digan nunca con Never Say Never, uno de sus grandes éxitos.

Y los beliebers no dejaban de creer por lo que percibían sus sentidos: Beauty and a Beat fue el siguiente “rezo” que los hizo moverse con la energía que da la adolescencia y a gritar como no lo habían hecho durante la noche, cuando Justin tocó la batería.

Con One Less Lonely Girl, una fanática fue la envidia de los 60 mil asistentes que acudieron al encuentro de Bieber cuando subió al escenario y bailó a la par del joven de 19 años.

Como si lo que Justin Bieber había hecho en la noche no hubiera sido suficiente, reconquistó a la audiencia cuando apareció sin camisa y se desabrochó el cinturón en As Long As You Love Me. Believe, aún con Justin con el torso desnudo, fue el tema que escogió el intérprete para despedirse, mientras tocó algunas notas en el piano.



Sin embargo, los beliebers quería más. En un coro multitudinario con el que pedían su regreso, los primeros acordes de hip hop de Boyfriend se escucharon en el lugar para terminar con su mayor éxito Baby, con la que chicas y chicos por igual levantaron la mano cuando Bieber preguntó: “¿quién quiere ser my baby?”

El pacto estaba sellado. Tras la comunión musical entre creyentes y su dios, el encuentro terminó con niños y jóvenes extasiados, con lágrimas.

 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
La brutal verdad de la brutalidad… La brutal verdad de la brutalidad…
Se parecen a José Alfredo Jiménez Se parecen a José Alfredo Jiménez
Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX Eligen A Su Nuevo Presidente Los Empresarios Jóvenes De COPARMEX
A gritos y sombrerazos dicen que avanzan… A gritos y sombrerazos dicen que avanzan…
Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui! Anuncia Que Está Embarazada ¡Yo No Fui!
El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero El Jueves La Quinta Gameros Se Convierte En Templo Para Un Monero
Espectacular Luce Desnuda Espectacular Luce Desnuda
Bachiniva Ataca El Narco Bachiniva Ataca El Narco
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx