lajiribilla.com.mx
Chihuahua, Chih.  Dólar Venta: $  Compra: $  
 


Libertad y un pueblito de Veracruz

Por César Luis Ibarra Fierro

 

8 de enero de 2014. Buscando la definición de ese vocablo que por sí solo habla de fuerza y voluntad, nos topamos con el hecho de que la libertad es la capacidad del ser humano para hacer lo que su propia voluntad mande sin la intervención de otras voluntades y cuando se habla del "estado de libertad", lo que se está definiendo es la circunstancia o condición de quien no es esclavo, ni está sujeto ni impedido al deseo de otros de forma coercitiva. En otras palabras, aquello que permite al ser humano decidir si quiere hacer algo o no, es la libertad.






Pero la libertad implica una clara opción por el bien o el mal, aquí es donde cabe aquello que nos enseñaron en el catecismo católico que es "el libre albedrío", es decir la capacidad de decidir si soy bueno o soy malo.



El concepto libertad aplicado a los conceptos liberales implica que se tiene la posibilidad de actuar sin restricción del Gobierno, es decir, que el poder público no puede definir ni mis deseos ni mi forma de pensar ni mis acciones y entendida como libertad cívica, es el tener claro que yo puede hacer lo que quiera, siempre y cuando no afecte a la paz pública ni los derechos de otros.

Al buscar un símbolo que sea aceptado internacionalmente y que ejemplifique nítidamente al concepto libertad, me topé que es el Gorro Frigio, es el que está considerado como la imagen de la libertad. El mentado gorro ese, es el gorro turco, ese que parece calcetín mal puesto y que con el pasar de los años, fue utilizado e "internacionalizado" por los franceses revolucionarios.

Ahora bien, resulta ser que el concepto "libertad" ha sido manoseado a lo largo de nuestra historia por cientos o quizá miles de estafadores, de tiranos, mentirosos y por medio mundo, pues cada quien dice entenderla de acuerdo a sus propios intereses y no en la nitidez de su concepto real. Así por ejemplo los tiranos de países que vivieron bajo el infierno rojo, señalaban que sus ciudadanos eran completamente libres, aunque no pudieran elegir ni el trabajo que querían desempeñar ni tenían libertad de culto ni libertad de expresar sus ideas ni siquiera en lo privado o en lo tan íntimo como es escribirle una carta a un amigo. Basta con recordar el caso de Alexander Zolyenitzin, quien fue enviado al Gulag por el contenido de una carta que él le envió a un gran amigo suyo.

De igual forma en países del otro lado de la banqueta ideológica, dicen que sus ciudadanos tienen toda la libertad de estudiar, trabajar o comprar lo que quieran, que sus leyes protegen el derecho inalienable de la autodeterminación, de la alimentación y de la educación, pero siempre y cuando tengan con qué comprar, y la verdad es que esos gobiernos no cuentan con leyes justas que permitan que el que vive en esas demarcaciones tenga los recursos suficientes para acceder a esas libertades.

Al interior de los partidos políticos, todos ellos dicen que sus miembros tienen toda la libertad de expresar sus ideas, pero eso resulta ser una falacia repetida de manera constante y si tratáramos de publicar la lista de todas las víctimas de la libertad partidista puede ser que no nos alcanzaría con varios kilómetros de papel para colocar todos esos nombres. De igual forma en materia de libertad de expresión, hay muchos casos de abusos plenamente identificados, pero también existen casos que confunden, que son basados en la mentira o que sólo tienen un discurso que se queda en una cantidad tasada en pesos y centavos, cosa que resulta muy pobre hablar de ella.

A la hora de buscar el concepto libertad, me topé con el hecho de que el Municipio de Soledad de Doblado, en Veracruz, tenía su escudo de armas en forma del llamado gorro frigio y que eso era porque los fundadores de ese municipio tenían muy en alto su derecho a la libertad.

Yo no conozco ese municipio que se encuentra en la región de Sotavento de las tierras jarochas, pero conocí a uno nacido ahí y con su ejemplo y formas de ser, me demostró todos los días lo que es ser libre y ejercer la libertad en todas sus acepciones, en lo político, en lo profesional y en el periodismo. Te extraño amigo y tengo la certeza de que a muchos les haces falta, no sólo a tu apreciable familia, somos muchos los huérfanos que caminaremos en los pasillos del Congreso del Estado buscando al prieto de grandes narices y orejas enormes para reírnos de otros o para que nos expliques algo que no entendemos. Descansa Guillermo Lagunes, y sigue siendo libre en la casa del Padre Eterno, que al fin y al cabo aquí siempre lo fuiste.


 

La jirigrilla Nadie se salva...
La brutal verdad de la brutalidad…


Desarrollo de Aplicaciones Móviles

Top Noticias
La brutal verdad de la brutalidad… La brutal verdad de la brutalidad…
Bachiniva Ataca El Narco Bachiniva Ataca El Narco
 
 



Gasolina Chihuahua
 
 
 
www.lajiribilla.com.mx
© 2017 todos los derechos Reservados mapa del sitio
Made in Chihuahua by Cuuapps.mx Cuuapps.mx